Ante la crisis derivada de la pandemia por el Coronavirus, los cafeteros recomiendan ampliar las posibilidades del mercado, mejorar el estudio de suelos y generar asociaciones cooperativas que ayuden con la mano de obra.

El café es uno de los productos que ha mantenido su desempeño en exportaciones, además es uno de los sectores estratégicos para la reactivación económica del país en tiempos de pandemia.
Para el año 2020, se estima que la producción de café sea de 14 millones de sacos, de los cuales se espera, que el 55% se cosechen en el segundo semestre de este año, principalmente en los departamentos de Antioquia, Huila, Caldas, Risaralda y Quindío.

Actualmente, debido a la pandemia por el Covid 19, el consumo de café en el mundo se ha incrementado en un 22%, según el informe que presento la organización Internacional del Café.

Ante esta situación, los agricultores han direccionado sus esfuerzos para generar un producto diferencial, que les permita vender la carga a precios más altos.

Así mismo, han registrado un aumento de la mano de obra con el fin de incrementar la producción. Por su parte, los exportadores buscan crear estrategias para disminuir costos y la creación de estudios técnicos para mejorar el tipo de planta cultivada.

Cosechar a bajos precios y aumentar mano de obra

Gustavo Andrés Gómez, gerente de la Asociación de exportadores de Colombia, Asoexport, recomienda a los productores perfeccionar los métodos de recolección y cultivo para sacar un grano que pueda venderse a precios más altos en el mercado extranjero.
Lo ideal es entrenar mano de obra para conseguir un grano mucho más limpio y mejorar el proceso de almacenamiento.

El café especial es la clave

Teniendo en cuenta los precios actuales, la venta de café convencional está generando que los caficultores pierdan dinero. Carolina Villareal, directora de la oficina de Desarrollo Agrario del municipio de Planadas, Tolima, indica que producir una carga de café cuesta aproximadamente 800.000 pesos, pero se está vendiendo a menos de 600.000, es por esto que los expertos recomiendan apuntar a un mercado que tiene salidas importantes: el café especial.

Es acá donde el tema de la diferenciación es muy importante. Manejar protocolos que puedan ayudar en la calidad para que esta se represente en un sobrecosto. Para lograr esta diferenciación, el Sena y las Cámara de Comercio regionales han establecido programas que les permitan a los cafeteros irrumpir en estos mercados con facilidad.

Estrategias para la exportación

Andrés Gómez, de Asoexport, le recomienda a los caficultores que optimicen los costos de transporte y puerto. Es importante que se enfoquen en aumentar los niveles de ocupación de los vehículos para reducir costos y estar preparados para estas épocas de precios bajos.
Los expertos también recomiendan tocar puertas de otros mercados. Las negociaciones directas y la entrada de actores internacionales son una alternativa para vender más caro.

Fuente: agronegocios.co
Editado por: Croper.com