La mecanización es un factor fundamental para la producción agrícola el cual ha sido totalmente descuidado sin tener en cuenta su importancia y uso.

Los factores que reducen la disponibilidad de energía agrícola comprometen la capacidad de cultivar suficiente tierra y han sido reconocidos durante mucho tiempo como una fuente de pobreza, especialmente en el África subsahariana. Al aumentar el suministro de energía a la agricultura, se pueden realizar más tareas en el momento adecuado y se pueden cultivar áreas mayores para producir mayores cantidades de cultivos y conservar los recursos naturales. La aplicación de nuevas tecnologías favorables al medio ambiente permite a los agricultores producir cultivos de manera más eficiente utilizando menos energía.

La mecanización agrícola sostenible también puede contribuir significativamente al desarrollo de cadenas de valor y sistemas alimentarios, ya que tiene el potencial de hacer que las actividades y funciones de postcosecha, procesamiento y comercialización sean más eficientes, eficaces y favorables al medio ambiente

También te puede interesar: cómo eliminar la maleza de los cultivos

La mecanización sostenible puede:

  1. aumentar la productividad de la tierra al facilitar la puntualidad y calidad de la cultivación;
  2. brindar apoyo para crear oportunidades que alivian la escasez de mano de obra y que ayuden a que los hogares puedan resistir major a las crisis;
  3. reducir la huella ambiental de la agricultura cuando se combina con las prácticas agrícolas de conservación; y
  4. reducir la pobreza y lograr alcanzar la seguridad alimentaria.

Los agricultores necesitan elegir la fuente de energía más adecuada para sus labores dependiendo del trabajo y de quién lo va a realizar. El nivel de mecanización debe cumplir las necesidades de modo efectivo y eficiente. La mujer tiene un papel muy importante en muchas comunidades agrarias, en algunos países, hasta un 80 por ciento de las labores agrícolas son realizadas por mujeres. Esto implica que las fuentes de tracción (humana, animal or mecánica), necesitan ser adaptadas a sus necesidades desde los puntos de vista social, ergonómico, cultural y económico. La reducción de la fatiga es un elemento clave de la mecanización sostenible y contribuye a reducir la carga de trabajo de las mujeres, al tener en cuenta las tecnologías aptas para sus necesidades y mejorando su acceso a las formas apropiadas de energía agrícola.

Fuente: fao.org
Editado por: croper.com