Colombia es un país ampliamente diverso en cuando a flora y fauna, lo que sugiere que en cualquier región pueden aparecer toda clase de reptiles, entre ellos las serpientes, que pueden poner en riesgo la salud del ganado.

Existen más 1.580 especies de serpientes, algunas inofensivas, otras enfocadas en controlar plagas y las temidas venenosas. En cuanto a Suramérica, tiene aproximadamente el 46 por ciento de esa riqueza mundial, posicionándose como el segundo continente con mayor diversidad en el mundo, luego de Asia.

Las venenosas son las que más cuidado y respeto generan en la población por las consecuencias que puede tener cualquiera que reciba su mordida. Una situación así es muy difícil de evitar, especialmente en cambios climáticos costantantes como los actuales, en donde las serpientes pueden estar en cualquier finca del país.

Es por esto, que es fundamental que los productores tengan siempre a la mano el suero antiofídico, la sustancia más eficiente para combatir las mordeduras de serpiente.

Francisco Garay Pineda es docente de Salud Publica en la Universidad CES de la ciudad de Medellín, indica que es importante que se tenga la sustancia, pero también que el personal que esta a cargo de la finca tengan en cuenta recomendaciones que les permitirán evitar ser picados por una serpiente venenosa.

Es fundamental que los trabajadores usen botas de caña alta, pantalones gruesos y que nunca intenten atrapar o atacar la serpiente. “Las capacitaciones en primeros auxilios son acciones sencillas que al final pueden salvar una vida”, explica

Mordeduras de serpientes en bovinos

Si en la zona del país donde vive, es constante la presencia de serpientes, es importante, como se explicó anteriormente, que el personal esté capacitado para saber qué manejo darle evitando siempre atentar contra su vida, ya que muchas de ellas cumplen con la función de controlar otras especies propias de la región.

Sin embargo, si la presencia de serpientes es de tal magnitud que se ve afectada la integridad de los bovinos, se debe prevenir la mordedura con métodos sencillos y que van a apartar a los reptiles del ganado.

1. Los bovinos pueden estar expuestos a un lavapatas, en donde se impregnarán de formol diluido en agua, el cual actúa como repelente o protector.

2. Tener reservas de suero antiofídico para aplicar a los animales en caso de alguna mordedura, para así evitar su muerte.

3. Cuando el terreno esta sometido a pastoreo intensivo, las serpientes no se sientes cómodas porque los pastos quedan desprotegidos de vegetación.

4. Su peor enemigo son las aves de rapiña

Las serpientes que tienen mordedura toxica atacan normalmente la cara o miembros del semoviente, y generalmente se descubre muy tarde que el animal ha sido picado lo que no dará tiempo de realizar ningún tipo de procedimiento.

De tener sospecha, el bovino debe ser examinado y buscar entre el pelo o lana, dos pequeñas, pero profundas, incisiones de los dientes de la serpiente. Se debe utilizar un torniquete para evitar que el veneno se extienda por el resto del cuerpo. Es importante aflojarlo cada 20 minutos para que la sangre circule.

Este nudo debe ir por encima de la herida, incluso puede usarse un palo bajo en cordón o la tela usada para este fin, con el cual se hará presión suficiente para evitar que la sustancia toxica llegue a otros miembros y cause parálisis.

Los animales que sobreviven a la mordedura de una serpiente pueden quedar con múltiples secuelas, entre ellas se encuentran abscesos y fistulas, enfermedades cardiacas, cólico, laminitis, neumonía, piel despigmentada, pelo débil, diarrea o vomito.

Practicas a evitar

1.      No matarlas

2.      No mantener troncos de madera en los potreros, árboles caídos o ramas secas, pues son lugares aptos para que las serpientes o tarántulas se refugien, ya que les gustan los espacios secos y cálidos.

3.      Uso de matas de alcanfor, ya que esta especie expele un olor que repele la presencia de esa clase de reptiles.

4.      Esparcir azufre por todo el lugar de donde se quieren ahuyentar. En esa estrategia hay que tener en cuenta que las serpientes o tarántulas no pueden quedar dentro del círculo que se haga, ya que así no van a querer irse de ese lugar

Tratamiento médico

En todos los casos de accidente ofídico el tratamiento debe ser realizado por un médico e idealmente en condiciones hospitalarias.

Se fundamenta de forma específica en la administración de suero antiofídico para neutralizar el veneno circulante y el que se está liberando en el sitio de la inoculación, además del tratamiento de soporte para las manifestaciones locales y sistémicas.

Es importante verificar qué clase de serpientes habitan en la zona o por lo menos las características físicas externas predominantes e indagar su nombre común para así poder clasificarlas como venenosas o no e identificar el tipo de accidente ofídico.