Si bien el volumen de carne de res comprada en el exterior no se compara con la gran cantidad de lácteos que ingresan al país, en el primer tercio del año estas compras crecieron más de un 50 % en comparación con el mismo periodo del año pasado y, de hecho, son las más altas de los últimos años.

De acuerdo con las cifras del DANE consolidadas por la Oficina de Planeación e Investigaciones Económicas de Fedegán-FNG, entre el primero de enero y el 30 de abril ingresaron al país 3040 toneladas de carne de res y despojos por un valor CIF de USD 13 047 000.

Esto representa un 51 % más de volumen frente a las 2016 adquiridas en el mismo lapso de 2020, así como un 25 % más caras que los USD 10 447 000 que costaron.

Estas cifras también son más altas que en los mismos periodos de 2018 y 2019. En el primero, durante el mismo cuatrimestre se importaron 2515 toneladas por USD 8610.000, en tanto que en el segundo fueron 2253 toneladas por USD 9184.000, una menor cantidad y costo en ambos casos.

Esto quiere decir que por primera vez se superan en los primeros cuatro meses del año la cantidad de 3000 toneladas de carne importadas. Además, el costo por cada tonelada de estas adquisiciones fue mayor que en 2018 y 2019, aunque menor que en la misma época de 2020.

Así pues, el valor promedio por tonelada en el primer cuatrimestre de 2018 fue de USD 3424, y el de 2019 de USD 3597, en tanto que en 2020 subió a una cifra exagerada de USD 5182.

Al finalizar el 2020, el precio se estabilizó en USD 4059, 861 dólares más que la media de 2019. En lo corrido de 2021, se ha ubicado en USD 4292. Si finaliza con un precio igual o superior, el valor promedio por tonelada se convertirá en el más alto por encima de 2020.

Productos importados y países de origen

El producto que más se importó en el periodo fue carne picada, recortes congelados, con un volumen de 1273 t por USD 5 493 000 (42 % de los recursos destinados). Le siguen 438 t de cortes finos refrigerados por USD 4 512 000 (35 %), que representan la mayoría de compras.

Más abajo están las compras de hígados (USD 941 000, 7 %), cortes finos congelados (USD 904 000, 7 %), cortes de cuartos traseros, despojos congelados, entre otros. (Lea:

Al igual que con las importaciones de lácteos, la mayoría de productos cárnicos provienen de Estados Unidos con USD 10 366 000, que equivalen al 79 % de los recursos. Le siguen de lejos Argentina (11 %), Paraguay (4 %), Chile (3 %), Uruguay y Canadá.