La nanotecnología en el agro permite trabajar estructuras moleculares en suelos y cultivos facilitando el conocimiento profundo de los diferentes cultivos.

Cuando se trabaja sobre los átomos o moléculas, es posible crear materiales, dispositivos y sistemas con propiedades y funciones novedosas.En la medicina, por ejemplo, se utilizan nanofibras para la cicatrización de heridas y quemaduras de diferentes grados sin generar sensaciones de dolor. Una vez curada la lesión, la fibra usada para sostener el tejido se deshace sin dejar marcas.

Nanotecnología en el agro.
En el agro la nanotecnología es usada para: la detección de enfermedades, la nutrición del suelo, con liberación controlada de moléculas funcionales, y hasta para el mejoramiento de los empaques, que garantizan una mayor duración de los alimentos sin que estos pierdan sus características físicas y sanitarias.

¿En qué puede aportar estos procesos?
Según Diego Cortés, investigador Ph. D. de Agrosavia, estos saberes aportan ventajas principalmente en la nanofertilización y en los nanopesticidas.

Te puede interesar: uso de tecnologías para el abastecimiento de la cadena alimenticcia

El tener un tamaño más pequeño de partículas aumenta la permeabilidad, la capacidad de atravesar las membranas y los principios activos que están dentro de las partículas”, explica el investigador.Sin embargo, la ‘nanorrevolución’ está lejos aún de ser algo masivo.

Fuente: El tiempo
Editado por: croper.com