El trigo es uno de los cereales más usados a nivel mundial, junto al maíz y la cebada, en especial para abastecer a canasta familiar. Colombia es un país que no solo consume trigo, también lo produce.

Históricamente el trigo es el cereal más antiguo del mundo- Según la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales y Leguminosas, Fenalce, este ha sido cultivado desde hace más de 10.000 años y se cree que su origen se dio al suroeste de lo que hoy es Turquía.

En el año 1873, ingresa a América por Kansas, Estados Unidos y luego se expande por toda Latinoamérica llegando a Colombia por Santa Marta. En la actualidad, las zonas para sembrar trigo en Colombia están de 3.200 a 2.800 metros sobre el nivel del mar en los departamentos de Cundinamarca, Nariño y Boyacá.

Son estos los territorios donde está más concentrada la producción de trigo, pero en departamentos como Cauca, Santander, Caldas, Tolima y Valle es donde se siembra este producto en menor cantidad.

Sin embargo, Para gestionarlo bien y sacar el máximo rendimiento es importante conocer bien las principales enfermedades del trigo para combatirlas.

Roya

Es una enfermedad del trigo producida por un hongo. Este hongo puede aparecer en cualquier etapa del cultivo. Se desarrolla con humedades altas y temperaturas suaves, entre los 15 y 25 °C.

Se trata de una enfermedad que reside en el cultivo durante el invierno y desarrolla sus esporas cuando las condiciones ambientales son favorables. Se manifiesta con unas manchas amarillo-anaranjadas en el anverso de las hojas del trigo y en las espigas.

Su ciclo productivo completo dura entre 6 y 8 días y las esporas se propagan de forma muy rápida a través del viento. Este hongo provoca una disminución del vigor de la planta y el llenado del grano; en condiciones en que la roya pueda reproducirse continuamente puede llegar a secar por completo el cultivo.

Para controlar la roya del trigo es muy importante observar bien el estado de nuestro cultivo y hacer tratamientos con fungicidas cuando veamos la presencia de esta enfermedad y las condiciones ambientales sean muy favorables a su reproducción. La rotación de cultivos y el uso de variedades resistentes pueden ayudar a disminuir la presencia de este hongo en el cultivo de trigo.

Septoriosis

La Septoriosis es una de las enfermedades del trigo más importantes y que puede llegar a suponer unas pérdidas de más del 50 por ciento del cultivo. Esta enfermedad es producida por un hongo que se adapta muy bien a temperaturas suaves y frías (5-20 °C) para reproducirse.

En el cultivo de trigo se pueden ver pequeñas manchas circulares en las hojas de un color marronoso y unos pequeños puntos negros en el interior de las manchas. Esta enfermedad del trigo se dispersa mediante el viento y las gotas de lluvia o del rocío.

Estas manchas necróticas provocan una disminución de la fotosíntesis y una afectación importante de la formación y el llenado del grano en el cultivo de trigo.

Para controlarla es importante el uso de fungicidas para poder eliminar las primeras apariciones de septoriosis en el trigo. A parte de utilizar variedades más resistentes a este hongo es importante eliminar los restos vegetales del cultivo de trigo e ir cambiando el cultivo en cada campaña para no tener siempre cultivo de trigo en el mismo campo.

Oídio del trigo

Esta enfermedad es producida por un hongo de color blanco-gris, parecido al color de la ceniza. Se desarrolla en humedades relativas altas del 85 y 100 por ciento y a temperaturas alrededor de 15 y 22°C,

Esta enfermedad del trigo se escampa mediante el viento y puede llegar a ser un gran problema si no se toman medidas a tiempo. Las esporas se instalan en las hojas y disminuye toda la parte funcional aérea de la planta: fotosíntesis, llenada del grano, peso específico.

Lo más habitual para controlar esta enfermedad en el trigo es el uso de fungicida químicos en el momento que la enfermedad puede ser más severa.

Mancha amarilla del trigo

Es un hongo que provoca una mancha circular de color marrón con un halo característico amarillento que envuelve el perímetro de la mancha. El hongo permanece en el rastrojo o restos vegetales y necesita un día de mojado foliar y temperaturas de 15 a 28 °C para reproducirse.

Es una de las enfermedades del trigo más conocidas por su afectación en el peso del grano y su calidad. En afectaciones severas puede provocar la pérdida de hojas y una disminución de la cantidad de granos por espiga.

Para controlar este hongo es importante tomar medidas culturales como la rotación de cultivos o la compra de semilla certificada, libre de patógenos y con cierta resistencia a la enfermedad. Los fungicidas foliares son muy recomendados cuando la afectación en el cultivo de trigo sea importante.

Rincosporiosis

La Rincosporiosis es una enfermedad del cultivo del trigo y otras gramíneas, producida por un hongo. Su presencia se detecta por sus manchas grandes y alargadas en las hojas de trigo, de color marrón y una línea negra en todo el borde de la mancha. Su ciclo reproductivo es favorable con temperaturas de 15 a 30 °C.

Afecta hojas y tallo, por lo que disminuye el rendimiento, el ahijado y las espigas. Este hongo se dispersa principalmente por las gotas de agua, por lo que no se desplaza mucho por el cultivo de trigo.

Para eliminar o prevenir esta enfermedad del trigo es recomendable planificar una buena rotación de cultivos y eliminar restos vegetales del campo. En el mercado también existen variedades con mayor resistencia a este tipo de enfermedades del trigo.

Recuerda que en www.croper.com podrás encontrar una gran variedad de fungicidas e insecticidas para el cuidado de tus cultivos

Fuente: Agroptima
Editado por: Croper.com