Según Fedepapa en 2022 la producción de papa alcanzará 2,53 millones de toneladas, una reducción del 2,7% en relación con el volumen producido en 2021.

Si bien la venta de la papa está siendo un negocio rentable, debido a los  altos precios que ha tenido en el mercado, los productores de Antioquia reportan que  se están quedando sin semillas para sembrar, por lo que indican que puede ser que no haya suficiente oferta para atender el consumo de este alimento en los próximos meses.

Según lo informado por Fedepapa, la producción de la papa bajará en el primer semestre de 2022 a 1,13 millones de toneladas en todo el país, una reducción del 4,5% con respecto al mismo  periodo de 2021, siendo Antioquia el departamento que más disminución tendrá con -9,8%, seguido de Nariño con -5,8%.

Es importante resaltar que  aunque en el segundo semestre de 2021 la producción repuntó frente a la primera mitad de ese año, para inicios de 2022 esta dinámica volvió a terreno negativo.

En total, lo proyectado por el gremio de paperos para 2022 es que la producción nacional alcance 2,53 millones de toneladas, una reducción del 2,7% en relación con el volumen producido en 2021.

Según Rodolfo Correa, secretario de Agricultura de Antioquia, las semillas de papa producidas en Colombia se están yendo para Ecuador y esto provocaría que los cultivos y producción que hay ahora solo alcancen para satisfacer la demanda de los próximos ocho meses.

Entre las razones de esta situación, indicó Correa, está que el vecino país es uno de los mercados que más demanda papa de la región, pues allí se consumen 60 kilos por persona al año, mientras que en Colombia la cifra es de 35,5 kilos, por lo que Ecuador es un cliente importante para los productores de semilla nacional.

Asimismo, el funcionario destacó que algunas compañías colombianas tienen en ese país cultivos, ya que allí la producción agrícola es más barata, debido al proteccionismo del Estado que se manifiesta en apoyos vía precio y subsidios a los insumos.

Con relación a esto, un papero del Oriente antioqueño, que pidió reservar su identidad, afirmó que la venta de semillas a Ecuador se estaría dando porque grandes empresas de papas chips instaladas en Colombia están comprando las semillas en el país para sembrar en cultivos ecuatorianos, dado que los costos de producción efectivamente sí serían más económicos allí.Un mercado estrecho

Según Sergio Martínez, representante de Fedepapa en Antioquia, en Ecuador se estaría pagando mejor por las semillas de papa, una situación que se agrava al Colombia no producir suficientes semillas certificadas.

“En la dinámica de oferta y demanda el mejor postor es el que gana. Además, como la cantidad de semilla certificada aquí es muy poca, si una parte de esta se va a otros países, causa inmediatamente desabastecimiento en Colombia”, señaló Martínez.

La producción de semillas en el país se concentra en los departamentos de Cundinamarca y Boyacá, debido a sus condiciones climáticas y a que allí se encuentran los laboratorios que producen semilla inicial de papa (certificada), como Plantar de Colombia y Biogenética.

Y aunque Antioquia tuvo un momento en el que producía semillas, esto no funcionó debido a problemas fitosanitarios y enfermedades. Por esta razón, en el departamento no hay a la fecha ningún laboratorio que las produzca, lo que hace que sea dependiente de otras zonas.

Yuberney Ospina es un cultivador de papa de La Unión, Antioquia, la mayor zona productora de este tubérculo del departamento. Según él, cada vez está siendo más difícil acceder a semillas, no solo por su escasez sino por sus altos precios.

“Se está necesitando de muchas más semillas para atender la demanda de papa, pero aparte de que hay pocas, muchos de los paperos, sobre todo los pequeños, no han podido seguirle el ritmo al alza en los precios de estas, por lo que productores de otros países sí lo están haciendo”, comentó Ospina.

Y agregó que mientras hace unos meses la carga de semillas la conseguían en unos $150.000, ahora la compran alrededor de $400.000. Es decir, ha tenido un incremento del 166%.

Como medida para hacerle frente a situaciones como esta, desde la Secretaría de Agricultura de Antioquia se propuso un programa de emergencia para producción de semillas en el departamento; sin embargo, para cumplir con las necesidades de suministro se tardaría al menos un año y medio en este proyecto dar resultados.

“Solo para el Oriente antioqueño me han manifestado que se requieren cerca de cincuenta mil bultos de semilla. Una cifra compleja de satisfacer”, puntualizó Correa

Tomado de: El Colombiano
Editado por: Croper.com