La posibilidad de un fenómeno de La Niña, que generaría lluvias mayores a las tradicionales en los meses de octubre, noviembre y diciembre, es cada vez más cercana.

Este fenómeno se desarrolla en el Océano Pacifico Tropical, donde se presenta un enfriamiento que se asocia con la probabilidad de ocurrencia del fenómeno, sumado a parámetros atmosféricos como el viento y la presión que dan señales de que pueda darse

Según el ingeniero meteorólogo, Christian Euscátegui, el mayor impacto se podría producir en las regiones Andina, Caribe y Pacifica, y con alguna repercusión en el Llano. La ultima Niña llegó a Colombia hace 10 años y se trató, según los expertos, de la ola invernal màs devastadora de los últimos 50 años.

De acuerdo con los pronósticos del Centro de Predicción Climática de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), para este año, en los meses de octubre, noviembre y diciembre, todas las condiciones meteorológicas y atmosféricas indican, en un 75 por ciento, que regresará y se extenderá hasta marzo de 2021.

La federación Nacional de Cafeteros hizo un llamado a los caficultores del país, para que se vayan preparando ante la llegada del fenómeno de La Niña; pues, aunque los pronósticos indican que será leve, traerá lluvias por encima del promedio.

Este fenómeno se traducirá en mayor nubosidad, menor brillo del sol, menor temperatura y menos energía disponible para los cafetales. “La Niña traerá consigo más humedad, lo que a su vez favorece el crecimiento de la roya en los lotes sembrados con variedades susceptibles”, indica la Federación.

Ante esto, se recomendó en el manejo integrado de arvenses, en lotes de pendientes muy largas y fuertes, deben emprenderse acciones encaminadas hacia la preservación de las coberturas nobles. Estas coberturas reducen la velocidad del agua en las pendientes y por lo tanto contribuyen a reducir la erosión de los suelos cafeteros.

En cuanto a los cauces de drenaje de los lotes presentes en las fincas, revisar y dar mantenimiento a los trinchos para evitar mayores daños y erosión hídrica. Los trinchos son muy efectivos, como medida de mitigación.

Para recomendaciones más específicas dependiendo de las características de cada lote, el caficultor no debe dudar en buscar la asistencia el Servicio de Extensión de la Federación.

Tomado de: El Tiempo
Editado por: Croper.com