Para superar los factores que afectan la eficiencia reproductiva, se deben implementar estrategias, como la inseminación artificial

en tiempo fijo (IATF). Sin embargo, antes de empezar los trabajos reproductivos en el post parto, se hacen necesarias algunas medidas para que las vacas estén preparadas para una nueva concepción.

Nutrición

Uno de los cambios que ocurren en el periodo de transición está relacionado al consumo de materia seca, donde la vaca empieza a presentar un Balance Energético Negativo, resultando en una disminución de la condición corporal. La leptina es una proteína plasmática sintetizada y secretada por el tejido adiposo, que se relaciona con el control hipotalámico de liberación de GnRH. Vacas que presentan baja condición corporal, pueden tener una reducción en la secreción de leptina, que a su vez, reduce la liberación de GnRH, hormona fundamental para los procesos reproductivos, como es la liberación de LH y FSH. Teniendo esto en cuenta, es fundamental ofrecer una dieta adecuada para nuestros animales.

Retención de placenta

La retención de placenta es la dificultad en eliminar las membranas fetales en un periodo de hasta 12 horas después del parto, y genera un impacto económico muy importante, relacionado con la reducción en el consumo de materia seca y en la producción de leche, retraso en la involución uterina y en la reanudación de la ciclicidad y aumento en predisposición a enfermedades secundarias. Para disminuir la incidencia de retención de placenta, podemos implementar un Nutrición

Uno de los cambios que ocurren en el periodo de transición está relacionado al consumo de materia seca, donde la vaca empieza a presentar un Balance Energético Negativo, resultando en una disminución de la condición corporal. La leptina es una proteína plasmática sintetizada y secretada por el tejido adiposo, que se relaciona con el control hipotalámico de liberación de GnRH. Vacas que presentan baja condición corporal, pueden tener una reducción en la secreción de leptina, que a su vez, reduce la liberación de GnRH, hormona fundamental para los procesos reproductivos, como es la liberación de LH y FSH. Teniendo esto en cuenta, es fundamental ofrecer una dieta adecuada para nuestros animales.

Retención de placenta

La retención de placenta es la dificultad en eliminar las membranas fetales en un periodo de hasta 12 horas después del parto, y genera un impacto económico muy importante, relacionado con la reducción en el consumo de materia seca y en la producción de leche, retraso en la involución uterina y en la reanudación de la ciclicidad y aumento en predisposición a enfermedades secundarias. Para disminuir la incidencia de retención de placenta, podemos implementar unpreventivo con prostaglandina (PGF). La

Para superar los

factores que afectan la eficiencia reproductiva, se deben implementar estrategias, como la inseminación artificial

en tiempo fijo (IATF). Sin embargo, antes de empezar los trabajos reproductivos en el post parto, se hacen necesarias algunas medidas para que las vacas estén preparadas para una nueva concepción.

Nutrición

Uno de los cambios que ocurren en el periodo de transición está relacionado al consumo de materia seca, donde la vaca empieza a presentar un Balance Energético Negativo, resultando en una disminución de la condición corporal. La leptina es una proteína plasmática sintetizada y secretada por el tejido adiposo, que se relaciona con el control hipotalámico de liberación de GnRH. Vacas que presentan baja condición corporal, pueden tener una reducción en la secreción de leptina, que a su vez, reduce la liberación de GnRH, hormona fundamental para los procesos reproductivos, como es la liberación de LH y FSH. Teniendo esto en cuenta, es fundamental ofrecer una dieta adecuada para nuestros animales.

Retención de placenta

La retención de placenta es la dificultad en eliminar las membranas fetales en un periodo de hasta 12 horas después del parto, y genera un impacto económico muy importante, relacionado con la reducción en el consumo de materia seca y en la producción de leche, retraso en la involución uterina y en la reanudación de la ciclicidad y aumento en predisposición a enfermedades secundarias. Para disminuir la incidencia de retención de placenta, podemos implementar un protocolopreventivo con prostaglandina (PGF). La

Para superar los

factores que afectan la eficiencia reproductiva, se deben implementar estrategias, como la inseminación artificial

en tiempo fijo (IATF). Sin embargo, antes de empezar los trabajos reproductivos en el post parto, se hacen necesarias algunas medidas para que las vacas estén preparadas para una nueva concepción.

Nutrición

Uno de los cambios que ocurren en el periodo de transición está relacionado al consumo de materia seca, donde la vaca empieza a presentar un Balance Energético Negativo, resultando en una disminución de la condición corporal. La leptina es una proteína plasmática sintetizada y secretada por el tejido adiposo, que se relaciona con el control hipotalámico de liberación de GnRH. Vacas que presentan baja condición corporal, pueden tener una reducción en la secreción de leptina, que a su vez, reduce la liberación de GnRH, hormona fundamental para los procesos reproductivos, como es la liberación de LH y FSH. Teniendo esto en cuenta, es fundamental ofrecer una dieta adecuada para nuestros animales.

Retención de placenta

La retención de placenta es la dificultad en eliminar las membranas fetales en un periodo de hasta 12 horas después del parto, y genera un impacto económico muy importante, relacionado con la reducción en el consumo de materia seca y en la producción de leche, retraso en la involución uterina y en la reanudación de la ciclicidad y aumento en predisposición a enfermedades secundarias.

Para disminuir la incidencia de retención de placenta, podemos implementar un protocolo preventivo con prostaglandina  (PGF tiene acción miocontráctil sobre el útero, ayudando en la eliminación de la placenta y en la involución uterina. Lopes (2007) verificó que la utilización de 2 dosis de PGF en el post parto anticipó en 10 días el periodo de involución uterina (comparado con el grupo control). Así, podemos aplicar 2 mL de Sincrocio en la primera hora post parto y una nueva aplicación a las 48h después del parto.

Infecciones uterinas

Otro problema común en el post parto son las infecciones uterinas, muchas veces asociadas a una retención de placenta no resuelta. Estas infecciones uterinas pueden generar una disminución en la fertilidad de los animales. Antes de iniciar un protocolo de IATF, se hace fundamental evaluar la condición uterina de todas las hembras e instaurar un tratamiento en los animales afectados. Para el tratamiento de estas enfermedades uterinas, debemos aplicar un antibiótico, como Lactofur, para actuar en la infección bacteriana y también un antiinflamatorio, como Meloxifin 2%, para reducir la inflamación, el dolor y la fiebre.

Otros problemas clínicos

Otros problemas pueden presentarse en el post parto, como cetosis, mastitis, cojeras, y muchos otros, y estos problemas también pueden llevar a una reducción en los resultados reproductivos.

Para que tengamos resultados satisfactorios, necesitamos estar atentos a todo esto antes de iniciar el protocolo de IATF. Sin una adecuada nutrición, sin buena sanidad y sin bienestar, el desempeño reproductivo queda comprometido.

Fuente:

Flávia Morag Elliff
Especialista Técnica - Comercio Exterior de Ourofino Salud Animal
flavia.elliff@ourofino.com