Es importante tener en cuenta que si se le da un uso adecuado a las pasturas hay garantía de un aumento en la producción lechera y un impacto positivo en la disminución en contaminación.

Sin pensar en el tipo de ganado al que esté orientado su hato (producción de carne, leche o doble propósito) el alimento es clave fundamental para generar rendimientos de calidad.

Julio Torres, experto en nutrición animal de la Universidad Ces, indicó que, “por ejemplo en el ganado doble propósito se ha encontrado que, con alimentación de calidad, basado en buenas pasturas y mejoramiento de los suelos, estos pueden superar con facilidad, en promedio, los 7,5 litros diarios de leche en razas autóctonas como Hartón del Valle que es un excelente ejemplar doble propósito con una alta producción láctea”.

Productos para tu producción ganadera

Permaxión pastos (adquiérelo aquí) Kita ganaderia (adquiérelo aquí) Sal Ceba (adquiérelo aquí)

Así mismo, la utilización de pasturas ofrece ventajas nutricionales más económicas que una alimentación basada en concentrado.

No obstante, “es importante gestionar un manejo adecuado a través de buenas prácticas de riego y drenaje, la forma como es sembrado el pasto y la conveniencia o no de la rotación entre potreros para asegurar la mayor calidad y el crecimiento, desarrollo, producción y reproducción de los animales que se van a alimentar en el terreno”, señaló Torres.

Otro factor a tener en cuenta son las condiciones climáticas pues en países tropicales como Colombia la altura de los pastos alcanza tamaños considerables debido a la humedad y las altas temperaturas que afectan gran parte del año a regiones como la costa Atlántica, donde abundan razas cebuínas.  Por ello, “en áreas de este tipo donde predomina el clima seco, es todavía más relevante efectuar un plan de cuidado y conservación para mantener pasturas de calidad que beneficien la alimentación del ganado”, concluyó Torres.

Fuente: agronegocios.co
Editado por: croper.com