En Abonamos trabajan por la sostenibilidad social, económica y ambiental desarrollando productos, innovadores y amigables con el medio ambiente, que mejoran la calidad del suelo y la eficiencia y productividad del sector agro.

Son una empresa productora y comercializadora de insumos agrícolas, enriquecidos con un talento humano capacitado, y, sobretodo, comprometido para satisfacer las necesidades de sus clientes. Su principal objetivo es lograr un aumento en la producción, preservando el recurso del suelo, y con costos accesibles para los productores; generando rentabilidad para la industria.

Debido a las dinámicas actuales, la mayoría de sectores están afianzados en el mundo digital. En el caso del sector agropecuario ha sido un proceso que ha requerido más tiempo tanto por la adopción de la tecnología por parte de los productores, como por las dificultades logísticas de llegar a municipios alejados y zonas rurales.

Para Catalina Soto, Directora de Mercadeo de Abonamos, mientras no exista una necesidad no habrá quién comience a prestar un servicio de logística integrada. “Es importante comenzar a generar demanda y esa necesidad, no solo desde el consumidor, sino desde los proveedores para ir llegando a más clientes”.

La clave del éxito jamás será una sola. En el caso de Abonamos, una información completa, clara y actualizada; de la mano de una imagen limpia y en concordancia con los demás canales de información como el sitio web y las redes sociales, ha sido fundamental.

“Por supuesto han sido de gran importancia las pautas tanto en Home con productos destacados en la plataforma, como en redes sociales de Croper. También participamos en todas las actividades adicionales posibles como promociones, paquetes tecnológicos, artículos para el blog, entre otros.”, explica Catalina Soto.

¿Cómo trasmitir seguridad a un cliente?

Para Catalina Soto, la seguridad a un cliente se le trasmite teniendo un sitio web y unas redes sociales donde puedan encontrar toda la información que requieren sobre la marca.

“Además, tener un departamento de servicio al cliente, bien estructurado, que preste una excelente atención al usuario. Hay que entregarle información relevante de manera veraz, clara y oportuna”, explica.

Su mayor desafío para lograr esa confianza de los usuarios ha sido la logística, especialmente para pedidos pequeños y a zonas alejadas. “Hemos tratado de solucionar con particulares y a través de distribuidores que presten el servicio de domicilio en cada municipio”, cuenta Catalina.

Otro aspecto ha sido la internacionalización, ya que cada vez son más visibles y no habíamos estructurado ningún plan para exportar, así que hemos desarrollado estás capacidades y aprendiendo sobre los diferentes mercados internacionales.