Según las última declaraciones de representantes de ProColombia,  junto con el Gobierno Nacional están  enfocados en atraer empresas con potencial de regionalizar sus operaciones mediante una estrategia de “Atracción de Inversionistas Exportadores”, visibilizando las oportunidades en Colombia y ofreciendo un paquete de medidas altamente atractivo.

Esta labor va de la mano de la estrategia de reactivación económica del Gobierno Nacional para retomar la senda de crecimiento que veníamos transitando antes de la pandemia, con herramientas de facilitación de inversión y clima de negocios; medidas estratégicas sectoriales y regionales, además de un paquete de incentivos, un marco regulatorio sólido y seguridad jurídica.

La estrategia del país contempla generar interés en las empresas internacionales para realizar expansiones de sus cadenas regionales de valor en Colombia. También se complementa un plan de atracción de empresas ancla ubicadas en los mercados estratégicos, en el cual ya se han identificado empresas top y oportunidades de inversión en los diferentes sectores.

Según la entidad, el país ofrece condiciones claves para el desarrollo de negocios como lo es una fuerza laboral calificada, con diversidad de formaciones a costos competitivos, así como una inflación controlada y un marco institucional y una red de servicios que soporta y apoya los negocios. El Global Competitiveness Report califica a Colombia en el 2do puesto en dinamismo de los negocios y estabilidad del sistema financiero de Latinoamérica.

Las empresas que operan desde Colombia cuentan con acceso preferencial al atractivo mercado de las Américas, un mercado que representa el 31,8% del PIB mundial y más de 1.000 millones de habitantes, cubriendo con las redes de tratados el 97% de las economías del continente. De igual forma el país cuenta con un total de 17 acuerdos comerciales que le permiten acceso preferencial a más de 60 países y 1.500 millones de consumidores en todo el mundo.

Escenario mundial

ProColombia indicó que después de un 2020 con importantes contracciones en la inversión extranjera directa (IED) a nivel mundial, el 2021 mostró una recuperación de cerca del 77% equivalente a USD1,6 billones, superando incluso los niveles prepandemia.

De acuerdo con el Monitor de Tendencias de Inversión de la UNCTAD, las economías desarrolladas experimentaron el mayor aumento, donde la IED alcanzó un estimado de 777 mil millones de dólares en 2021, tres veces más que en el 2020. Por su parte y en contraste con lo visto en las economías desarrolladas, las economías en desarrollo tuvieron un crecimiento más moderado de cerca del 30% impulsado por las economías de Asia oriental y sudoriental (+20%), y en menor medida América Latina y el Caribe y Asia occidental que llegaron a niveles cercanos a los del 2019.

De acuerdo con la UNCTAD, las perspectivas para la IED mundial en 2022 son positivas sin embargo los niveles de crecimiento no serán iguales a los del 2021 que tenían incorporado un efecto rebote a causa de pandemia de COVID-19. Adicionalmente, el conflicto entre Rusia y Ucrania acentúa la aversión al riesgo por parte de los inversionistas. Los inversionistas prefieren mantenerse conservadores a la espera de una primera solución del conflicto

Colombia puede verse afectado por la aversión al riesgo sumado al año electoral del país. Así mismo, si bien Colombia no registra flujos de inversión extranjera directa de Rusia en el histórico (2007 - 2021), en la última década empresas rusas a través de intermediarios, invirtieron aproximadamente 35 millones de dólares en 3 proyectos en el país (fDi Markets).

Otros aspectos que pueden afectar el comportamiento de la IED este año son los cuellos de botella laborales y de la cadena de suministro, los precios de la energía y las presiones inflacionarias.

En relación con los sectores de mayor preferencia de los inversionistas a nivel mundial se resalta la inversión sin precedentes en proyectos relacionados con la producción de semiconductores como respuesta a la crisis mundial vivida por la escasez de este producto. Otro de los sectores ganadores en el 2021 fue el de las energías renovables que se confirmó como el mayor sector receptor de IED por tercer año consecutivo. La pandemia aceleró la transición energética y esto se refleja en los USD80 mil millones en IED que el sector atrajo el año pasado. De acuerdo con fDi Markets si bien la energía solar y eólica siguen siendo las tecnologías de energía verde más buscadas, 2021 fue el año del hidrógeno

Fuente: Portal frutícola
Editado por: Croper.com