El análisis de los suelos agrícolas es una práctica fundamental para un correcto programa de fertilización

El análisis de los suelos agrícolas es una técnica que reúne diferentes métodos analíticos con sus respectivas extracciones, básicamente remueve los nutrientes más importantes del suelo, como lo son el nitrógeno, el potasio, fosforo, calcio, magnesio, sodio, azufre, boro, hierro, zinc y manganeso; y mide su disponibilidad para la planta.

El análisis del suelo también mide el PH del mismo, el cual está directamente relacionado con la disponibilidad de nutrientes.

Basado en la información obtenida por el análisis de suelos se puede hacer un cálculo de la cantidad de fertilizante a aplicar. La ventaja de realizar un análisis de suelos es que el programa de fertilización se hace en base a lo que la planta requiere, disminuyendo así la perdida de fertilizantes.

Es importante tener en cuenta que realizar un análisis del suelo es tan importante como realizar un análisis del agua de riego, debido a que la relación de absorción de sodio y la conductividad eléctrica del agua de riego, pueden afectar la estructura del suelo.

La cantidad de agua que utilizan las plantas depende del clima, del contenido de agua en el suelo y la especie cultivada. La determinación y el monitoreo de la humedad del suelo es primordial para resolver problemas vinculados a las necesidades de riego de los cultivos.

Para optimizar el consumo de agua y conseguir mejores rendimientos, es necesario hacer mediciones de la humedad del suelo en tiempo real. Al contar con la información necesaria se pueden regular las cantidades de agua a aplicar y paralelamente se pueden dosificar insumos agrícolas vía riego, lo que permitirá un ahorro económico.

Existen diferentes técnicas para determinar el estado de humedad del suelo basadas en la utilización de sensores de humedad. En función de la manera de indicar el contenido de agua en el suelo hay dos tipos de sensores; los que miden la tensión o succión a la que esta retenida el agua en el suelo, y los que miden el contenido total de humedad en el suelo, expresado en porcentaje volumétrico

Los métodos de medición de agua en el suelo permiten saber si existe agua disponible para la planta. Estos métodos tienen la ventaja de incluir los posibles aportes del agua almacenada en el suelo, como por ejemplo la influencia de una napa de agua subterránea. En efecto si el suelo está seco es que se está regando poco y si está demasiado húmedo, se está regando en exceso.

Para poder medir o apreciar el contenido de agua en el suelo en la zona de raíces se han desarrollado una serie de técnicas y sensores o medidores que permiten hacer esta tarea. Recuerde que si sabemos cómo el cultivo va extrayendo el agua del suelo, podemos programar el riego para mantener un contenido de agua en el suelo, adecuado para el correcto funcionamiento de la planta.

En Croper podrás encontrar las mejores herramientas para medir el agua y el suelo de tus cultivos

Medidores portátiles de calidad de agua, nutrientes en suelo y cultivos

Medidor electrónico de humedad

Medidor electrónico de compactación del suelo